Saltar al contenido

GUĂŤA para elegir el mejor Ejercitador Suelo PĂ©lvico

Ejercitador Suelo Pelvico

Los ejercitadores de suelo pélvico, son dispositivos diseñados para trabajar los músculos del piso pélvico, como una medida terapeuta de rehabilitación o preventiva, mejorando la tonicidad y función.

Antes de empezar. ¿Qué tipo de ejercitador de suelo pélvico necesito comprar?

Existen diferentes tipos de ejercitadores de suelo pélvico, cada uno dirigido a corregir un mismo problema pero en diferentes tipos de mujeres.

Bolas chinas o bolas de Kegel

Estos ejercitadores de suelo pélvico kegel, son los más conocidos y de los más usados, se encuentran disponibles en diferentes tamaños y pesos, lo que es beneficioso a la hora de querer aumentar progresivamente la carga.

Su objetivo es mejorar el tono y fuerza del piso pélvico, ya sea de forma pasiva donde solo de introduce la esfera en la vagina y se realizan las labores cotidianas o de forma activa realizando diferentes rutinas de ejercicios Kegel, Pilates o contracciones musculares en específico el transverso abdominal.

Conos vaginales

Los conos vaginales para ejercitar el suelo pélvico, se recomiendan para mujeres que no encuentran confort al ejercitar con las bolas de Kegel.

Esto puede deberse a condiciones dadas por la anatomía vaginal, mujeres jóvenes, menos elasticidad, periné cerrado.

Son dispositivos con los que también se puede trabajar en progresión por los diferentes pesos que contienen, se limpian con relativa facilidad y por su tamaño más pequeño son más cómodos de llevar.

Electro estimulador y ejercitador Kegel

Otro de los dispositivos que actualmente está usándose cada vez más, son los electro-estimuladores Kegel para tonificar y fortalecer el suelo pélvico.

Epi-No

Ejercitar el piso pélvico durante el embarazo, es posible, gracias a esta sonda hinchable, el Epi-No puede contribuir a evitar desgarros durante la labor de parto, reduce la posibilidad de una episiotomía, y además entre el piso pélvico para mejora la calidad de las contracciones.

¿Cómo escoger el peso adecuado de mi ejercitador pélvico?

El peso es un factor importante a la hora de comprar un ejercitador kegel, ya que de acuerdo al grado de severidad o estado en que se encuentre el piso pélvico, se necesitará ejercer una resistencia especifica.

Para lograr una buena resistencia a nivel del piso pĂ©lvico, se requieren  dispositivos que ejerzan un nivel de fuerza adecuado para que los mĂşsculos se vean favorecidos positivamente.

Estos se dividen en tres categorĂ­as segĂşn el peso que ejercen.

Ejercitadores de resistencia baja

Este es un tipo de ejercitador pĂ©lvico, recomendado para principiantes, la fuerza que ejerce es de 28 gramos,  a medida que se avance con estos ejercicios, se puede avanzar a un ejercitador de mayor fuerza.

Ejercitadores de resistencia moderada

Los ejercitadores de resistencia moderada, aplican una fuerza de 38 gramos, suficiente para llevar los ejercicios kegel a otro nivel, antes de probar con este tipo de ejercitador pélvico, es necesario tener acondicionamiento

Ejecitadores de resistencia alta

Estos llegan a aplicar una resistencia de 48 gramos, son especĂ­ficos para personas que tienen un entrenamiento avanzado.

¿Qué son y para que sirven los Ejercitadores Kegel?

Los ejercitadores pĂ©lvicos Kegel,  son dispositivos destinados a ejercitar el piso pĂ©lvico femenino, se logra tras introducirlo dentro de la vagina, luego se pueden realizar ejercicios Kegel o Pilates, para mejorar su efecto, aunque tambiĂ©n se puede trabajar de forma pasiva.

Estos dispositivos, tienen en su interior una pesa, la cual ayudara a que los músculos del suelo pélvico se ejerciten al hacer presión sobre el ejercitador pélvico Kegel.

Los ejercitadores Kegel, permiten corregir y estimular el fortalecimiento de todo el piso pélvico, junto a los ejercicios de Kegel, los resultados mejoran considerablemente.

Son empleados por mujeres durante varias etapas de su vida, antes del parto para mejorar la calidad de las contracciones y reducir el riesgo de lesiones en el piso pélvico.

Tras el parto, ayudan a rehabilitar la zona, mejorando el tono de los músculos, además se emplea como tratamiento complementario de algunos procedimientos estéticos o quirúrgicos.

También ha mostrado ser beneficioso para mujeres de cualquier edad, quienes aseguren tener problemas de incontinencia o simplemente sufrir de pequeñas fugas de orina, gases o heces, permite fortalecer los músculos de los esfínteres al igual que todo el pio pélvico, siendo un aliado para prevenir la incontinencia urinaria y fecal.

También se ha demostrado que tienen un gran efecto sobre la sexualidad, ya que al ejercitar los músculos del piso pélvico, se potencia la libido y mejora el placer al intensificar los orgasmos.

¿Qué beneficios obtendré al utilizar un ejercitador de suelo pélvico?

Los beneficios de los ejercitadores pélvicos, repercuten positivamente en la salud de la usuaria, mejorando la funcionalidad y tono muscular del piso pélvico, lo que trae consigo:

  • Mejor control sobre los esfĂ­nteres.
  • Mejorar la  fuerza del piso pĂ©lvico, por lo que puede dar mejor soporte.
  • Reduce el riesgo de desarrollar prolapsos.
  • Contribuye a la recuperaciĂłn tras una cirugĂ­a ginecolĂłgica.
  • Mejora la tonicidad del piso pĂ©lvico despuĂ©s del parto.
  • Ayuda a los mĂşsculos del piso pĂ©lvico a prepararse para el parto.
  • Mejora la incontinencia urinaria o fecal.
  • Previene problemas derivados de la menopausia.
  • Compensa el impacto que ejercen los deportes de alto impacto sobre el piso pĂ©lvico, como es crossfit, pádel o running.
  • Mejora la calidad de las relaciones sexuales.
  • Mejora la calidad de los orgasmos.

¿Cómo usar los ejercitadores de suelo pélvico?

A la hora de usar los ejercitadores de suelo pélvico, se debe tomar en cuenta que son dispositivos que deben introducirse en la vagina, para facilitar su entrada, se recomienda usar lubricante.

Para las mujeres que van a iniciar con ejercitadores Kegel, es recomendable practicar entre una a dos horas diarias, luego poco a poco ir incrementando hasta llegar a cumplir 6 horas diarias pero solo una vez cada 15 dĂ­as.

Aunque existen entrenamientos donde solo se recomienda 5 minutos al día, todo dependerá de la condición física de cada mujer, de esta manera podrá escoger la mejor rutina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *